El corredor del laberinto

Nueva saga de ciencia ficción adolescente que provoca tensión y suspense en buenas escenas de acción, pero que traiciona por su decepcionante final.

cartel El corredor del laberinto

James Dashner se encarga de guionizar su propia novela, otro fenómeno súper ventas de protagonista adolescente que se rebela contra el orden establecido en busca de la libertad, del que ya hemos tenido ejemplos más sólidos. Todos ellos persiguen el éxito alcanzado por la franquicia Los juegos del hambre. La dirección ha recaído en Wes Ball, que ha confesado en algunas entrevistas haberse inspirado en fuentes como Perdidos, El señor de las moscas y Alien. Para ello ha contado con la ayuda de un productor, Marty Bowen, que ya había trabajo en la saga juvenil Crepúsculo. El reparto cuenta también con experiencia en este tipo de productos: Dylan O’Brien es conocido por su papel en la serie televisiva Teen Wolf, Will Poulter intervino en las películas basadas en las Crónicas de Narnia y Thomas Brodie-Sangster es uno de los actores de la elogiada serie Juego de Tronos.

El argumento es sencillo: Thomas (Dylan O’Brien) llega a un campamento en mitad de un pequeño bosque sin ningún recuerdo previo, ni siquiera su nombre. Alby (Aml Ameen) lidera el grupo de muchachos que, igual que Thomas, han acabado allí. Todos ellos se encuentran rodeados por un gigantesco laberinto en el que aguardan unas terribles criaturas que significan la muerte para todo aquel que se cruza con ellas. Thomas comprende que sólo arriesgándose a entrar en el laberinto tendrán la oportunidad de escapar.

El corredor del laberinto

El planteamiento, bastante simple pero interesante, funciona perfectamente. La interpretación (sin alardes) y el guion (sin florituras y apoyado en estereotipos) logran establecer en poco tiempo el perfil de cada personaje y se lanza a la acción in crescendo envuelta en el misterio. La llegada de una chica (Kaya Scodelario), la única enviada al laberinto, sirve de pistoletazo para que la película apriete el acelerador (la conocida técnica de la cuenta final). Por desgracia el desenlace, que ha de rendirse a la necesidad de continuar la trama en próximas entregas, cae en una explicación inverosímil, que defrauda incluso al menos exigente de los espectadores.

Para fans de Los juegos del hambre o Divergente que se conformen con un sucedáneo más flojo.

Ficha de la película

Título: El corredor del laberinto

Título original: The Maze Runner

Género: Ciencia ficción

Nacionalidad: Estadounidense

Año de producción: 2014

Director: Wes Ball

Guion: James Dashner, Noah Oppenheim (adaptando la novela de James Dashner)

Fotografía: Enrique Chediak

Música: John Paesano

Duración: 113 minutos

Intérpretes: Dylan O’Brien, Aml Ameen, Thomas Brodie-Sangster, Ki Hong Lee, Will Poulter, Kaya Scodelario, Blake Cooper

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s