Dos días, una noche

Contundente drama social que basa su éxito en la sencillez y el realismo. Una pequeña historia magníficamente contada.

Dos días, una noche

La realidad cotidiana es el instrumento de identificación entre el espectador y la historia de Sandra.

Los hermanos Dardenne huyen de la teatralidad y del artificio efectista en este relato que ellos mismos escriben y dirigen, y precisamente por ese compromiso formal con la simplicidad sorprende la elección de una estrella reconocible como protagonista de su film: Marion Cotillard. Sin embargo, la impecable ejecución profesional de la actriz, de impresionante verosimilitud, y su insustituible poder para llenar el plano, ambas cualidades suficientes para dar sentido a su presencia en prácticamente el cien por cien del metraje, son avales sobrados para entender la razón de semejante elección de casting.

Dos días, una noche, título que resume el periodo temporal en el que transcurre la historia, nos presenta la complicada situación de Sandra cuando debe convencer a sus compañeros de que renuncien a su prima anual para poder mantener su puesto de trabajo. La película nunca recurrirá al sentimentalismo fácil y comercial o al discurso político explícito. En un aparente rechazo de la radicalidad, nos encontramos ante una obra carente de ornamentos, más íntima y personal que altisonante, pero con una carga de denuncia social honesta y estremecedora.

Dos días, una nocheEl conflicto de Sandra parece extraído de cualquier recorte de prensa en uno cualquiera de los países que sufrimos la crisis. Una de esas noticias que, de vistas y oídas, ha dejado de ser portada. Jean-Pierre y Luc Dardenne devuelven así el protagonismo a las personas, al ciudadano común que sufre el expolio (económico, psicológico o de otra índole). Lo hacen con talento, pero sobre todo sin santificar, sin juzgar, desde la observación franca y la humanidad. Su estilo natural detrás de las cámaras desnuda cada escena para aproximarla a la realidad y, no obstante, obtener una narración perfectamente fluida, precisa, donde ni sobra ni falta nada.

Excelente oportunidad para meditar sobre la crisis y nosotros mismos, sobre el egoísmo y la solidaridad. Imprescindible si se tiene conciencia.

Ficha de la película

Título: Dos días, una noche

Título original: Deux jours, une nuit

Género: Drama

Nacionalidad: Belga

Año de producción: 2014

Director: Jean-Pierre Dardenne, Luc Dardenne

Guion: Jean-Pierre Dardenne, Luc Dardenne

Fotografía: Alain Marcoen

Duración: 95 minutos

Intérpretes: Marion Cotillard, Fabrizio Rongione, Pili Groyne, Simon Caudry, Catherine Salée, Batiste Sornin, Alain Eloy, Myriem Akeddiou, Fabienne Sciascia, Olivier Gourmet

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s