El séptimo hijo

Aburrida, simple y con poco gusto. Ideal para dormirla un domingo por la tarde en la televisión.

Julianne Moore

Julianne Moore, vestida para matar. La única razón por la que se podría ver esta película.

El séptimo hijo es uno de los títulos que pasará a engrosar la lista de películas que dan mala fama al género fantástico. No llega a ser terrible porque Julianne Moore aún consigue que todo metraje en el cual aparezca no sea condenado inmediatamente a una hoguera pública en la plaza mayor. Alguna escena de acción y el presupuesto (mal) invertido en efectos digitales tratan de compensar un guion nefasto con una de las peores actuaciones de Jeff Bridges jamás vista. Sí, incluso peor que en Tron Legacy.

Ben Barnes, que ha ofrecido rentabilidad interpretando al príncipe Caspian en la saga que adapta al cine las novelas Las crónicas de Narnia y que, incluso, tenía un punto a su favor en papeles protagonistas (Dorian Gray), aquí trata de salvar los trastos enfundándose en un héroe de tintes legendarios algo tópico, pero pasable. Lamentablemente, este dudoso soporte no es suficiente para salvar una historia tan mal contada. Y menos aún si la réplica se la da una caricatura de Jeff Bridges en el papel (también tópico) de mentor. Es de suponer que a Julianne Moore la convencieron enseñándole alguno de los modelitos de reina malvada, que la iban a hacer sentirse una diva, y prometiéndole un duelo interpretativo con Bridges (como si el actor, con sus ridículas líneas, tuviera alguna posibilidad). Si no, es incomprensible que se prestara a este disparate.

El séptimo hijo

¿Eso que está al lado de Ben Barnes es Jeff Bridges? Aunque eso dicen los títulos de crédito, algunos creemos que es el clon digital del actor escapado de Tron legacy.

Si el elenco se tambalea, la dirección artística y los efectos digitales son un auténtico despropósito, con algún aspecto realmente brillante combinado con auténticas majaderías que, siendo benévolos, parecen sacadas de una película porno, pero que siendo malpensados intentan imitar, en una burda falsificación, la labor en este apartado de cualquiera de los episodios de Tolkien llevados al cine por Peter Jackson.

Lo peor, sin embargo, es una historia tan trivial, tan exenta de magia y de pasión, tan vista ya en cien ocasiones mil veces mejor narradas, que es difícil verla sin acercarse al aburrimiento absoluto.

Perdón. Eso no es lo peor. Lo peor es que hubiera una segunda parte.

Ficha de la película

Título: El séptimo hijo

Título original: Seventh Son

Género: Fantástico

Nacionalidad: Británica

Año de producción: 2014

Director: Sergey Bodrov

Guion: Charles Leavitt, Matt Greenberg, adaptando la obra original de Joseph Delaney

Fotografía: Newton Thomas Sigel

Música: Marco Beltrami

Duración: 102 minutos

Intérpretes: Jeff Bridges, Julianne Moore, Ben Barnes, Kit Harington

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s